Noticia

COMPARTIR

Lanzamiento de SUMMA en Chile: summar para restar años de rezago escolar

El pasado 31 de marzo, BID y Fundación Chile, respaldados por siete Ministerios de Educación de América Latina y el Caribe, lanzaron Summa,  iniciativa que busca orientar y mejorar el proceso de toma de decisiones de políticas y prácticas educativas, a través de la generación y sistematización de evidencia, y promoción de innovaciones.

El lanzamiento fue realizado en la Biblioteca Nacional de Santiago, y contó con la participación de destacados expertos nacionales e internacionales, entre ellos Sir Kevan Collins, director de la Education Endowment Foundation de Reino Unido; Bridget Crumpton, asesora senior de la Education Commission; Valentina Quiroga, subsecretaria de Educación de Chile, y los ex ministros de Educación, Harald Beyer y José Pablo Arellano.

SUMMA es un laboratorio de investigación e innovación en educación para América Latina y el Caribe, cuyo objetivo es impulsar y promover la generación, sistematización y uso de evidencia sobre la efectividad de diversos programas e intervenciones en escuelas, con el fin de que éstas impacten en la calidad, equidad e inclusión de los sistemas educativos de América Latina y el Caribe.

“Existe evidencia sobre qué es lo que funciona, pero cómo esa evidencia llega y es usada por los tomadores de decisiones y los formadores de políticas, especialmente a nivel de escuelas, es el gran desafío de Summa”, enfatizó Bridget Crumpton, asesora senior de la International Commission on Financing Global Education Opportunity.

Invertir más y mejor

“Si bien como región hemos hecho un gran esfuerzo por ponernos al día en términos de inversión en educación como porcentaje del PIB, aún estamos muy lejos de los países más avanzados, cuando comparamos el gasto en educación absoluto por alumno (dólares PPP por alumno al año). Aquí reside una parte importante de por qué nos va peor”, expuso Javier González.

Por otro lado, enfatizó que “un mayor gasto sin una mejor efectividad e innovación de alto impacto del mismo, no resuelve el problema. La clave es la efectividad de las intervenciones impulsadas, en función del impacto real que tengan sobre la calidad, equidad e inclusión de la educación”.

Sir Kevan Collins, director ejecutivo de la Education Endowment Foundation (EEF),  destaca que “la evidencia en educación es fundamental para la toma de decisiones,  por tanto debemos generar nueva evidencia y unirla a la ya generada en todos los países y, lo más difícil, tenemos que traspasar esa evidencia al comportamiento y a las acciones de los docentes”.

Para ejemplificar lo anterior, el experto habló sobre el impacto positivo que se genera en los estudiantes, cuando los docentes les entregan retroalimentación. Según las evidencias recogidas por el EEF es una acción de alto impacto y de bajo costo. “Sabemos lo clave que es que los docentes entreguen retroalimentación a sus estudiantes. Eso es parte de un aprendizaje global, ya que la experiencia de educar niños es similar en todas partes”, comentó Collins.

Por su parte, SUMMA está desarrollando diversas herramientas que permitirán generar, sistematizar y disponibilizar evidencia robusta mundial y regional, que contribuirán a la toma de decisiones en educación. Una de ellas es la Plataforma de Prácticas Educativas Efectivas, que acercará a la región la experiencia del Teaching and Learning Toolkit (kit de herramientas de enseñanza y aprendizaje), una plataforma similar a la desarrollada en Inglaterra por la Education Endowment Foundation.

Otra de ellas, es el Mapa de Innovaciones Educativas, que pretende difundir experiencias exitosas en la materia. La idea es que cualquier escuela o ministerio de educación, conozca y pueda acceder a programas que les sean útiles y efectivos para abordar desafíos comunes.

Finalmente, SUMMA se ha embarcado en un estudio regional que entregará estimaciones del costo para impartir una educación equitativa y de calidad en la región. No se pretende analizar el gasto actual, sino que dar vuelta la pregunta y responder: ¿Qué tipo de educación requiere América Latina y el Caribe en el siglo XXI?, y en función de eso, determinar ¿Cuál es el costo real de proveer una educación de calidad y equitativa?

“A partir de las brechas de gasto que el estudio arroje, sostendremos una discusión seria y transparente con los ministerios, autoridades, académicos y comunidades escolares en los distintos países de la región latinoamericana, con el fin de definir alternativas de políticas y avanzar hacia ciertos consensos, que nos permitan seguir progresando”, concluye Javier González.

Vale destacar, que se han summado a la alianza del Banco Interamericano de Desarrollo y Fundación Chile, los Ministerios de Educación de Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay.