Agrupación de clases en bloques

Muy bajo impacto, Muy bajo costo, Evidencia limitada

0

Agrupación de clases en bloques

La agrupación de clases en bloques horarios es una estrategia de intervención en la programación de los tiempos de clases de colegios de enseñanza media. Habitualmente significa que los estudiantes tienen diariamente menos clases (de 4 a 5) que duran períodos más largos de tiempo (de 70 a 90 minutos). En la investigación, las tres modalidades principales de agrupación en clases en bloques son:

Agrupación 4 x 4: 4 bloques de clases de 80 a 90 minutos diariamente, con las mismas 4 asignaturas todos los días. Los estudiantes toman cuatro asignaturas en un semestre y cuatro diferentes el semestre siguiente.Agrupación A/B: 3 a 4 bloques de 70 a 90 minutos diariamente con las mismas 3 o 4 asignaturas día por medio. Los estudiantes toman de 6 a 8 asignaturas cada semestre. Agrupación híbrida: Un híbrido de modelos tradicionales y de agrupación de 3 a 4 clases diarias. Los estudiantes tienen 5 clases de 60 a 90 minutos diariamente.

¿Cuán efectiva es la intervención?

No se ha observado un patrón consistente en los resultados. Una revisión sistemática en el año 2010 concluye que la agrupación 4 x 4 parece producir mejor rendimiento general que las agrupaciones tradicionales, aunque esto puede ocultar diferencias entre materias. Un análisis más detallado sugiere que, en ciencias, la agrupación A/B produce mejores resultados que los enfoques tradicionales (dos a cinco meses adicionales de aprendizaje). En matemáticas y en inglés, los resultados son poco claros, con estudios que muestran resultados tanto mejores como peores para cualquier agrupación en bloques al compararlos con la agrupación tradicional.

La evidencia sugiere que la forma en que los profesores usan el tiempo del que disponen es más importante que la extensión de las clases o el horario y, por lo tanto, es poco probable que introducir la agrupación en bloques produzca por sí sola una mejora en el rendimiento. Puede ser también que cuando se incorporan nuevos esquemas horarios, los cambios sean beneficiosos sólo si los profesores modifican la manera en que enseñan, al aprovechar mejor la disponibilidad de tiempo. Profesores y estudiantes a menudo perciben que los cambios horarios son beneficiosos, especialmente cuando aumenta la interacción uno-a-uno. Sin embargo, estas percepciones no están claramente relacionadas con mejores resultados en el aprendizaje.

Evidencia en América Latina:

Muy escasa investigación ha sido desarrollada en América Latina sobre reagrupar las clases en bloques. Un estudio desarrollado en Colombia propuso la implementación de un modelo óptimo de organización de clases para resolver el problema de la distribución del tiempo durante el día. Este modelo fue construido tomando en consideración no sólo la adecuada organización del tiempo y las salas de clases entre los profesores, sino que también los ritmos o preferencias cognitivas de los estudiantes como el factor más importante. El resultado de esta evaluación experimental mostró una significativa reducción de la desconcentración en los grupos donde los ritmos cognitivos fueron incorporados e implementados. Sin embargo, la evidencia en América Latina es muy limitada en cuanto a estimar el efecto de la reagrupación de bloques de clase en el rendimiento académico. Más investigación local es necesaria para entender de mejor manera el efecto en el aprendizaje de este tipo de intervenciones.

¿Cuán segura es la evidencia?

Hay dos recientes meta-análisis que examinan la evidencia del impacto de los cambios de horarios y programación en el aprendizaje de los estudiantes, pero están basados en un pequeño número de estudios, de confiabilidad limitada.

Los horarios afectan especialmente a los colegios de enseñanza media, aunque el tiempo empleado en diferentes áreas del currículum también es importante en la educación básica. La investigación se enfoca principalmente en el efecto en las matemáticas, inglés y ciencias.

¿Cuál es el costo?

Los costos de hacer alteraciones al horario de clases son principalmente ajustes organizacionales y de tiempo e involucran recursos financieros mínimos.

¿Qué debería considerar?

Antes de implementar esta estrategia en su escuela o espacio educativo, considere lo siguiente:

  1. Los cambios de horarios no son suficientes por sí mismos para mejorar el aprendizaje.

  2. Los profesores necesitan modificar la manera en que enseñan y deben planificar y organizar diferentes tipos de actividades pedagógicas para obtener mejorías.

  3. ¿Han sido asociados los cambios de horarios con objetivos curriculares, pedagógicos y de aprendizaje (como clases más largas para experimentos en ciencias)?

  4. ¿Ha considerado cómo las clases más largas pueden dar oportunidades a otros enfoques promisorios, como mejorar la retroalimentación formativa que los estudiantes reciben del profesor o de sus compañeros?

Copyright © [2016] The Education Endowment Foundation. All rights reserved.

(*)Síntesis elaborada por SUMMA a partir de la revisión sistemática de investigaciones académicas realizadas en la región.