Aprendizaje Colaborativo/Cooperativo

Impacto moderado, Muy bajo costo, Evidencia exhaustiva

+5

Aprendizaje Colaborativo/Cooperativo

El aprendizaje colaborativo o cooperativo puede definirse como tareas de aprendizaje o actividades en las que los estudiantes trabajan juntos en grupos lo suficientemente pequeños como para que todos participen en una tarea colectiva claramente asignada. Esto puede ser una tarea conjunta en la que los miembros del grupo se ocupan de diferentes aspectos de la tarea, pero contribuyen a un resultado en común, o también puede tratarse de una tarea compartida donde los miembros de un mismo grupo trabajan conjuntamente durante toda la actividad.

Algunas estrategias de intervención de aprendizaje colaborativo hacen que equipos o grupos con habilidades mixtas trabajen compitiendo unos con otros, con el fin de estimular una colaboración más eficaz. Existe una amplia gama de enfoques para el aprendizaje colaborativo y cooperativo que involucran diferentes tipos de organización y tareas. Tutorías entre pares también pueden ser consideradas como un tipo de aprendizaje colaborativo, sin embargo, en la plataforma éstas son examinadas por separado.

¿Cuán efectiva es la intervención?

El impacto de las intervenciones en el aprendizaje colaborativo siempre es positivo, pero varía, por lo que es importante asegurarse de conocer correctamente todos los detalles. El aprendizaje colaborativo eficaz requiere mucho más que simplemente sentar a los alumnos juntos y pedirles que trabajen juntos; intervenciones estructuradas con tareas bien diseñadas conducen a los mayores logros en el aprendizaje. Hay alguna evidencia de que la colaboración puede ser apoyada con la competencia entre grupos, pero esto no siempre es necesario y puede conducir a que los estudiantes se centren en la competencia más que en el aprendizaje, que es el verdadero objetivo. Las intervenciones que promueven la conversación y la interacción entre los estudiantes tienden a entregar los mejores resultados.

Evidencia en América Latina:

Los enfoques de aprendizaje colaborativo están bien desarrollados en la investigación académica en América Latina. Estudios conducidos en la región tienden a mostrar efectos positivos en distintas dimensiones del proceso de enseñanza – aprendizaje. Esta área de investigación ha mostrado como el aprendizaje colaborativo puede ser efectivo en combinación con plataformas digitales (TICs), metodologías específicas tales como el Aprendizaje Basado en Proyectos y aprendizaje de inglés como segunda lengua. Estos estudios muestran que los enfoques colaborativos son una herramienta efectiva para mejorar las relaciones entre los estudiantes e introducir nuevas dinámicas de trabajo en la sala de clases.

Un estudio que puso a prueba una metodología de trabajo en grupos mostró que la interacción social, el pensamiento crítico y la comunicación pueden mejorar no sólo la retención de conceptos específicos y nomenclaturas, sino que también el entendimiento general de la materia. Otra intervención que buscó desarrollar habilidades en escritura, usando un enfoque de trabajo de tareas colaborativas concluye que los estudiantes que trabajan de forma colaborativa aprenden mejor que los que trabajar individualmente, y por lo tanto el aprendizaje colaborativo puede mejorar las capacidad de producir y sintetizar textos. Estos resultados muestran que el trabajo colaborativo tiene mejores resultados en el aprendizaje.

Es importante decir que la mayoría de estas investigaciones ha usado métodos cualitativos; y por lo tanto se requieren más estudios experimentales que midan el efecto de las prácticas cooperativas tienen en el aprendizaje. En general, a pesar dela diversidad de estudios en este campo, todos ellos tienden a resaltar las relaciones positivas que tiene los enfoques colaborativos en relación con los métodos tradicionales.

¿Cuán segura es la evidencia?

Durante más de 40 años, una serie de revisiones sistemáticas y meta-análisis han provisto evidencia consistente sobre los beneficios del aprendizaje colaborativo. Además de la evidencia directa de la investigación sobre este enfoque, también existen pruebas indirectas demostrando que la colaboración puede aumentar la eficacia de otras intervenciones tales como el  Dominio del Conocimiento y las  Tecnologías Digitales. Al parecer, funciona bien para todas las edades si las actividades están estructuradas adecuadamente para las capacidades de los alumnos, y se ha encontrado evidencia positiva en todo el plan de estudios. No todas las intervenciones específicas de aprendizaje colaborativo que han sido adoptadas por las escuelas han sido evaluadas, por lo que es importante evaluar cualquier iniciativa nueva en este ámbito.

¿Cuál es el costo?

En general, los costos son estimados muy bajos, aunque cursos de desarrollo profesional para los profesores son aconsejables.

¿Qué debería considerar?

Antes de implementar esta estrategia en su escuela o espacio educativo, considere lo siguiente:

  1. Los estudiantes necesitarán apoyo y práctica para poder trabajar juntos; esto no sucede automáticamente.

  2. Las tareas deben diseñarse cuidadosamente para que el trabajo en conjunto sea eficaz y eficiente, de lo contrario algunos alumnos intentarán trabajar por su cuenta.

  3. La competencia entre grupos puede utilizarse para ayudar a los alumnos a trabajar más eficazmente dentro de su grupo. No obstante, el centrarse excesivamente en la competencia puede generar que los alumnos se enfoquen más en ganar que en el éxito en su aprendizaje.

  4. Es particularmente importante animar a los alumnos con menores logros a que hablen y articulen su razonamiento en tareas colaborativas, de modo de asegurar que se vean completamente beneficiados.

  5. ¿Ha considerado el desarrollo profesional que se requiere para asistir en el uso efectivo de estas intervenciones?

Copyright © [2016] The Education Endowment Foundation. All rights reserved.

(*)Síntesis elaborada por SUMMA a partir de la revisión sistemática de investigaciones académicas realizadas en la región.