Noticia

COMPARTIR

Organizaciones internacionales de educación apoyan a docentes con una guía práctica para la toma de decisiones sobre enseñanza y aprendizaje remoto

El objetivo de la guía consiste en orientar la toma de decisiones de los y las docentes, con el fin de facilitar la rápida implementación y continuidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje remoto, en el actual contexto de cuarentenas y potenciales aperturas parciales de las clases durante este año. Puedes descargar la guía en su versión en español y en portugués.

El documento se enmarca en el contexto de los cierres nacionales de los centros educativos en más 140 países, causado por la pandemia de la COVID-19, según datos de UNESCO. 

El material fue elaborado por la coalición de Desarrollo Profesional Docente a escala para el Sur Global conformada por SUMMA (Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe), FIT-ED, Faculty of Education and Human Development (FEHD) de la Universidad de Hong Kong y RTI International. El proyecto fue posible gracias al apoyo del centro de investigación IDRC, del gobierno de Canadá.

Prácticamente, toda América Latina se encuentra con sus aulas cerradas a nivel nacional. Uruguay y Suriname cuentan actualmente con cierres parciales , y Nicaragua es el único país con los centros educativos abiertos, según datos de la Unesco. La Coalición para el Desarrollo Profesional Docente, conformada por organizaciones internacionales que trabajan en el campo de la educación y el desarrollo docente, ha publicado una guía de apoyo para la enseñanza y el aprendizaje remoto, en momentos en que los países deciden el modo en que enfrentarán las  nuevas dinámicas educativas. El documento surge ante la crisis global desencadenada en el sector, por la pandemia de la COVID-19. En el mundo son más de 140 países con el cierre nacional de los centros educativos, lo que representa el el 67,7% de la población estudiantil mundial continúa con su proceso formativo interrumpido, según los últimos datos de la UNESCO.  

La guía brinda recomendaciones y preguntas orientativas que buscan facilitar la toma de decisiones de docentes que deben continuar con el apoyo a sus estudiantes, mientras el acceso físico a las escuelas se encuentra restringido total o parcialmente. De esta manera, el equipo responsable del documento reconoce el papel  clave  que juegan los y las docentes y sus esfuerzos  en mantener  su trabajo con niños, niñas y jóvenes; dar continuidad al proceso de aprendizaje y brindar el apoyo a los y las estudiantes para lidiar con el contexto de incertidumbre marcado por la pandemia. 

En América Latina, la educación  remota conlleva desafíos particulares si se considera que el 46% de los hogares cuenta con acceso a internet, de acuerdo a la CEPAL. “Ante la falta de conectividad, herramientas como los materiales impresos, las memorias USB, la radio y la televisión resultan mecanismos útiles para acompañar el proceso de aprendizaje a distancia”, explica Javier González, director de SUMMA. 

 

“Los dos principios rectores de la guía consisten en priorizar la seguridad y bienestar de los y las estudiantes, así como nivelar las expectativas de docentes sobre lo que es posible y viable alcanzar en las circunstancias actuales”, indica Dante Castillo-Canales, director de Políticas y Prácticas Innovadoras. La coalición señala también que el documento no apunta a reemplazar ninguna orientación oficial de las autoridades gubernamentales, nacionales y locales, sino que servir de apoyo al trabajo que las comunidades educativas se encuentran desarrollando. 

La Coalición para el Desarrollo Profesional Docente está conformada por SUMMA (Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe), FIT-ED, Faculty of Education and Human Development (FEHD) de la Universidad de Hong Kong y RTI International. El proyecto fue posible gracias al apoyo del centro de investigación IDRC, del gobierno de Canadá.