Matemáticas para Todos (Mimate)


Institución ejecutora: Instituto Apoyo

País: Perú

Fuente: IPA

Período ejecución: 2008 – en curso

Plataforma de Prácticas Efectivas:
Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/orgsummaedu/public_html/wp-content/themes/summa/single-mapa.php on line 44

Desafíos

Promover el gusto por las matemáticas, fortalecer el razonamiento lógico, mejorar el rendimiento de los escolares en esta materia y lograr aprendizajes perdurables.

Solución

Programa extracurricular enfocado en la alfabetización numérica y la comprensión de formas, brindando soportes a los docentes.

Resultados

La capacitación a docentes ha permitido crear un ambiente favorable en el aula, incrementando actividades pedagógicas basadas en el juego y mejorando la expresión de los niños.

Mímate Inicial es un programa de educación matemática diseñado e implementado por el Instituto Apoyo en coordinación con el Ministerio de Educación Peruano y con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Mimate partió en el año 2008 para alumnos de primer a tercer grado de nivel primario de 8 establecimientos públicos ubicados en Talara. En el año 2009, un convenio con la organización Fe y Alegría permitió emprender un proceso de mejoramiento de la enseñanza de las matemáticas a través de reuniones y capacitaciones con profesores de las 48 escuelas de Fe y Alegría.

A partir de esta experiencia se desarrolló Mimate Inicial, Mimate Primaria, Secundaria, Refuerzos y Festivales. Mimate Inicial apunta a niños de entre 3 y 5 años de escuelas parvularias. Consiste en 3 sesiones semanales en clases de 45 minutos. Los profesores dividen los alumnos en pequeños grupos para generar microespacios de intercambio. Las metas de aprendizaje se relacionan con los distintos usos de los números y el reconocimiento de formas geométricas. Los niños trabajan con transformaciones geométricas y simetría, manipulan objetos, identifican relaciones espaciales y se familiarizan con la secuencia numérica del 1 al 12.

El modelo pedagógico busca revertir el modelo de aprendizaje tradicional vertical para alentar a los niños a aprender de forma lúdica y a su ritmo. Se les entrega un libro que contiene los principales ejes de la aritmética y textos que relatan historias y situaciones en las que los escolares deben calcular. Los conocimientos difundidos corresponden a situaciones cotidianas, lo que permite ordenar el entorno de los escolares a través de unos “anteojos matemáticos”. Con ello, se logra que las matemáticas sean estimulantes, interesantes y útiles.

Los docentes reciben un manual con orientaciones y ejercicios prácticos para realizar en el aula, así como planes de trabajo para estructurar el tiempo y seguir el avance de las actividades. Se les capacita en el uso de la metodología y de los materiales particulares de Mimate. Los docentes participan también cada dos meses de reuniones de interaprendizaje en grupos más locales para que puedan compartir sus experiencias.

De acuerdo a la prueba PISA del año 2012, los estudiantes peruanos consiguieron los puntajes más bajos en matemáticas, lectura y ciencia, pese a contar con una tasa de matrícula en primaria y secundaria por sobre el 90% y el 75% respectivamente. La tasa de participación en educación inicial, para niños entre 3 y 5 años, ha crecido desde un 53% a un 75% entre los años 2001 y 2012. El desafío en este contexto, es mejorar las competencias de matemáticas y lectura para los estudiantes peruanos.

Entre los años 2012 y 2014, Innovation for Poverty Action (IPA) condujo un estudio experimental con grupo de control para medir el impacto de Minimate Inicial sobre las capacidades motoras de los niños, sus conocimientos de las matemáticas y su desarrollo socioemocional. Alrededor de 2.400 alumnos participaron en las pruebas iniciales y de corto plazo, mientras 2.416 niños y niñas participaron en las pruebas de referencia y mediano plazo.

La comparación de los resultados observados en los dos grupos ha mostrado efectos positivos de la capacitación a docentes en la creación de un ambiente favorable en el aula. Los profesores tienden a aumentar las actividades pedagógicas basadas en el juego, lo que mejora la expresión de los niños.

Si bien, el currículo propuesto tiene efectos muy moderados en el incremento de las habilidades de los niños en matemáticas y lectura en relación a otros programas afines, la implementación de Mimate implica un avance progresivo respecto de la implementación de sesiones centradas en la enseñanza de formas. Dichos resultados sugieren un impacto estadísticamente significativo después de un año de implementación y algunos efectos persistentes posteriormente.

Considerando el costo relativamente bajo del programa Mimate (US$150/ niño) la innovación representa una solución oportuna para mejorar la relación profesores-niños, creando un ambiente lúdico en el aula.

Tags:

Otros usuarios han visto

Vistas recientes