Noticia

COMPARTIR

Nuevo documento de SUMMA propone buenas prácticas y recomendaciones para reducir las inequidades de estudiantes migrantes y desplazados en el contexto del Covid

 

Investigadoras e investigadores de SUMMA, el Laboratorio de Innovación e Investigación en Educación para América Latina y el Caribe; la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); y la Fundación Empresarios por la Educación, elaboraron un nuevo policy brief titulado “Acceso a la educación para migrantes y estudiantes desplazados en el contexto de la pandemia Covid-19: desafíos y prácticas para reducir la desigualdad”. El documento fue publicado en el capítulo de Migración (Task Force 10), del Think 20, el grupo de participación oficial del G20 , que reúne a los principales centros de investigación y think tanks de todo el mundo. 

“El cierre mundial de escuelas debido a COVID-19 podría haber afectado profundamente a migrantes y niños y adolescentes refugiados, que ya se encontraban en desventaja socioeconómica. En América Latina, la región más desigual, que actualmente atraviesa la segunda mayor crisis migratoria del mundo, existen políticas exitosas, principalmente de Colombia, que eliminar las barreras burocráticas, legales y culturales que los niños migrantes y refugiados y que enfrentan los adolescentes para acceder a la educación durante la pandemia”, afirma el documento. “Un desafío restante se refiere a la recolección de datos para monitorear y diagnosticar sistemáticamente la situación de esta población, para diseñar programas y apoyos basados ​​en evidencia”, añade.

El informe fue elaborado por Denisse Gelber y Javier González, Directora de Estudios de SUMMA y Director de SUMMA, respectivamente; Andrea Escobar Vilá, Belky Ríos, y Diego Alejandro Sánchez, de la Fundación Empresarios por la Educación; y Carlos Maldonado Valera, Javiera Muñoz y Daniela Trucco, de CEPAL. 

El documento revisa diversas prácticas en América Latina y el Caribe, que tienen como objetivo garantizar el derecho a la educación de estudiantes migrantes y refugiados. Y presenta cinco recomendaciones:

-Reducir/eliminar regulaciones educativas restrictivas para niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados.

-Promover programas colaborativos entre el sector privado, las ONG, y autoridades locales para facilitar la provisión de educación para niños, niñas y adolescentes migrantes y refugiados. 

-Facilitar al menos la legalización temporaria de niños, niñas y adolescentes indocumentados y/o de sus familias, para asegurar su acceso a diferentes programas de protección social. 

-Definir orientaciones y diseñar programas para evitar la xenofobia y el racismo, y promover el bienestar de niños, niñas y adolescentes migrantes. 

-Recolectar la mayor cantidad de información y datos para diagnosticar mejor las necesidades de niños, niñas y adolescentes migrantes y mejorar el diseño de políticas.

 

“Estas recomendaciones informarán a las autoridades nacionales de migración y educación, así como a los responsables políticos y a actores de la sociedad civil, y promoverán regulaciones adecuadas para la CA migrante. Dado que estos desafíos para niñas, niños y adolescentes en movimiento son un fenómeno mundial, la revisión de buenas prácticas y el desarrollo de soluciones basadas en experiencias exitosas, puede hacer una contribución significativa y brindar orientación para el diseño de políticas adecuadas en los países del G20”, sostiene el documento.

 

Accede al policy brief (en inglés): 

https://www.summaedu.org/wp-content/uploads/2021/09/TF10_PB07_LM02.pdf