Noticia

COMPARTIR

Proyecto pionero en cinco liceos TP de Arica busca fortalecer capacidades docentes y mejorar aprendizajes de más de mil estudiantes y 200 profesores

ARICA. Fundación Luksic y SUMMA firman convenio para llevar a cabo el proyecto Chaka, que trabajará con cinco liceos técnico-profesionales (TP) de Arica a fin de mejorar las capacidades docentes y la calidad de los aprendizajes de sus más de mil estudiantes y 200 profesores.

El proyecto Chaka ha sido diseñado de manera conjunta por SUMMA y Fundación Luksic, e implicará un trabajo directo y permanente durante 5 años con los directivos, docentes y estudiantes de los establecimientos. Se trata de una iniciativa pionera en América Latina, con una metodología de trabajo en red dentro de los establecimientos y también entre los 5 liceos que forman parte de Chaka. Durante este período se buscará mejorar significativamente los aprendizajes de los estudiantes, reducir brechas y facilitar la adquisición de habilidades socioemocionales y del siglo XXI, mediante el fortalecimiento de capacidades en los docentes. Asimismo, se trabajará en la incorporación de estrategias y prácticas pedagógicas costo-efectivas de enseñanza-aprendizaje, como aprendizaje colaborativo y retroalimentación formativa.

Chaka es un proyecto cuya inversión total asciende a 4 millones de dólares. Esta innovadora experiencia generará evidencia valiosa, a partir de la cual se espera crear un modelo para ser implementado a escala latinoamericana.

Los establecimientos educacionales beneficiados con esta intervención participan de manera voluntaria y fueron seleccionados en función de sus resultados e índice de vulnerabilidad, que supera el 95%. Estos son: Colegio Miramar, Colegio Leonardo da Vinci, Colegio Tecnológico don Bosco de Arica, Liceo Agrícola José Abelardo Núñez y Liceo Agrícola Padre Francisco Napolitano.

 

 

Para el director de Proyectos de Fundación Luksic, José Gutiérrez “esta iniciativa recoge las cuatro dimensiones con las que abordamos los proyectos de educación, y que apuntan a mejorar los aprendizajes, generar mayor equidad, contribuir a mejorar el ambiente escolar para favorecer los aprendizajes y desarrollo integral de los estudiantes, y contribuir a que la oferta de educación de los establecimientos sea un aporte concreto para la trayectoria educativa o laboral de los estudiantes egresados”.

 

Sobre el desafío de Chaka en Arica, el director de SUMMA, Javier González, señala que “la educación TP concentra casi la mitad de las matrículas de educación secundaria y superior, y es un segmento que presenta varios nudos críticos asociados a vulnerabilidad, calidad y pertinencia de la educación que imparten. Para nosotros es de enorme valor llevar adelante esta implementación de largo plazo y estamos seguros de que puede significar un aporte concreto al proceso educativo de los estudiantes y a su formación en habilidades para enfrentar de mejor manera sus trayectorias laborales”.