Riesgo de exclusión escolar, rezago de aprendizajes e impacto negativo en salud mental: Los principales desafíos según los profesores que participaron de la encuesta Latinoamericana “La Voz Docente”

Oct 25, 2022 | KIX, Noticias

Compartir

  • 200 mil docentes de 21 países de la región analizaron las dificultades que enfrentaron las y los profesores y sus estudiantes durante el tiempo de pandemia.
  • A pesar de los esfuerzos realizados por las comunidades escolares y los Ministerios de Educación, los testimonios docentes muestran señales de una fuerte vulneración del derecho a la educación, especialmente en estudiantes provenientes de sectores socioeconómicos más desaventajados, lo que corrobora la alerta respecto al aumento de brechas de aprendizajes.

 

Con el propósito de analizar la realidad educativa y las prácticas docentes que fueron desafiadas por la pandemia, y visualizar nudos críticos del sistema educativo desde la perspectiva de las y los docentes, SUMMA (Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe) realizó la Encuesta Regional “La Voz Docente, por el derecho a una educación justa e inclusiva para América Latina y el Caribe”, con apoyo de 21 Ministerios de Educación y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO), en el marco de la iniciativa Intercambio de Conocimientos e Innovación (KIX, por sus siglas en inglés), impulsada por la Alianza Mundial para la Educación.

Además de entregar un diagnóstico amplio y riguroso regional y por país, el reporte realiza recomendaciones para el diseño de políticas educativas, tanto de mediano como de largo plazo, con vistas a los desafíos que ha profundizado la pandemia. Lo anterior, incluyendo: la recuperación de aprendizajes, el bienestar de las comunidades educativas, el mayor apoyo pedagógico a docentes y equipos educativos, y la urgente reducción de las brechas educativas exacerbadas durante la pandemia entre estudiantes de distintos contextos, entre otros.

“Sin duda la exclusión escolar, las brechas y rezago de aprendizajes son las principales dificultades que hoy enfrenta la educación en toda la región. La pandemia ha significado que algunos países tuvieran que redistribuir sus presupuestos públicos desde el sector educativo a otros sectores, justo cuando más se necesitaba. Vemos un panorama negativo si es que los gobiernos no toman medidas urgentes para aumentar la inversión y generar sistemas de apoyo pedagógicos efectivos para las escuelas y sus estudiantes”, sostuvo Javier González, director de SUMMA.

En tanto, Valtencir Maldonado Mendes, jefe de Educación de OREALC/UNESCO, sostuvo que es clave que los países no se acostumbren a estas cifras. “Deberíamos trabajar colaborativamente en impulsar estrategias de recuperación y transformación educativa. Si observamos los datos de este estudio y otros, podemos concluir que estamos viviendo la peor crisis educativa de los últimos 100 años”.

Los expertos coincidieron en que se debe trabajar por la recuperación de aprendizajes, especialmente en niños, niñas y adolescentes que durante la pandemia quedaron más vulnerables y excluidos del sistema escolar.

Ante los desafíos generados por la pandemia, se relevó la importancia de aumentar el gasto en educación, tal como sostiene Gregory Elacqua, economista principal División de Educación del BID: “el gasto por alumno es muy bajo, se debe aumentar para nivelar; también es fundamental gastar mejor, conocer las políticas de bajo costo que pueden generar ahorro para países y mayor eficiencia”.

Por su parte, el ministro de Educación de Honduras, Daniel Esponda, dijo que “la crisis de los sistemas educativos en el mundo son el resultado de 25 años de bajo presupuesto y esto significó que no tuviésemos el espacio para enfrentar de buena forma el encierro en la pandemia”.

“En general en nuestro continente falta continuidad en las políticas públicas y eso se da fundamentalmente porque somos una región polarizada que muchas veces responde a políticas de gobierno y no de estado, lo cual genera discontinuidad en la educación y una fuga de energía importante. No se puede politizar la educación, sí cambiar lo malo y mejorar lo bueno, pero generando confianzas. Tiene que haber amistad cívica republicana que permita generar estas políticas ya que cuando hay orientación clara, datos y estado de derecho, se puede poner foco en lo importante, los estudiantes”, señaló Daniel Crespo, viceministro de Educación de Ecuador. 

María Diana Rubio, docente, investigadora y ganadora del National Teacher Prize México, 2020, sostuvo que «para la recuperación de los aprendizajes es fundamental poner en el centro a los alumnos, conocer sus necesidades, intereses, talentos y sus contextos. Asimismo, es clave pasar de la enseñanza al aprendizaje, saber cómo aprenden mis alumnos, qué barreras de aprendizaje tienen, retomar principios que nos da la neurociencia para entender el proceso de aprendizaje y como docente apropiarme de eso y facilitar la transición para que los estudiantes aprendan de una mejor manera, pero sobre todo para que conozcan los procesos cognitivos, los reflexionen y sepan que ellos mismos están involucrados en este proceso y que no son solo receptores”.

Principales resultados (promedios regionales, considerando 21 países de LAC):

  • La asistencia estudiantil disminuyó durante la pandemia, siendo mayormente constatada por docentes de estudiantes de menor nivel socioeconómico (NSE). En promedio, 64,8% de los docentes percibe que la asistencia de sus estudiantes disminuyó durante este período.
  • La gran mayoría de las y los docentes (93,4%) observa rezagos de aprendizaje en alguna proporción de sus estudiantes. El 26,5% percibe rezagos en más de la mitad de los alumnos.
  • La encuesta identifica una fuerte preocupación de los docentes (56,7%) por el riesgo de exclusión educativa de estudiantes durante la pandemia. Este riesgo se percibe aún mayor entre docentes trabajando en escuelas de menor nivel socioeconómico (NSE) (59,6%) y en aquellos que enseñan en niveles de educación secundaria (74,3%).  
  • En relación con el bienestar de los estudiantes, la encuesta muestra que las dificultades de salud por COVID-19 u otra enfermedad, son identificadas por una proporción importante de docentes (37,5%) como la principal problemática que han enfrentado sus estudiantes durante este período y que ha dificultado su proceso de aprendizaje. Adicionalmente, 27,8% menciona la desmotivación o depresión.
  • Desde la perspectiva de las y los docentes, las mayores dificultades que enfrentaron sus estudiantes fueron los problemas de conectividad a internet (85,1%), el bajo acceso a recursos electrónicos (77,1%), la falta de tiempo de las familias para ayudarlos con los deberes escolares (54,7%) y las dificultades socioeconómicas (54,2%).
  • Una de las complejidades pedagógicas adicionales es que las y los docentes tuvieron que adaptar formatos y prácticas pedagógicas para hacer frente a los desafíos de la enseñanza remota. Los formatos más utilizados para realizar clases a distancia fueron las clases online (70,6%), los videos educativos de YouTube u otras plataformas (63,6%) y las guías en formato digital e impreso (59,8%).
  • Con respecto al apoyo para el desarrollo profesional docente, la gran mayoría de docentes (81,2%) reportaron haber recibido formación o capacitación para la enseñanza a distancia por parte del Ministerio de Educación de su país. Sin embargo, uno de cada cinco docentes de la región declara no haber recibido dicha capacitación.
  • Del universo total de profesores, 37,6% declara que la capacitación fue insuficiente. Asimismo, 13,6% declara necesitar dicha formación, pues no la ha recibido. Es decir, 51,2% de las y los docentes expresa la necesidad de generar más y mejores oportunidades de desarrollo profesional docente.

 

Con este estudio, SUMMA busca contribuir a intensificar la colaboración entre países, potenciando intercambios para el aprendizaje entre los Ministerios de Educación y los distintos actores del ecosistema regional e instituciones involucradas en procesos de mejoramiento educativo. 

Principales Desafíos:

  1. Recuperación de aprendizajes, especialmente de niños, niñas y adolescentes que durante la pandemia quedaron más vulnerados y excluidos del sistema escolar, aprovechando los aprendizajes que aporta la evidencia internacional.
  2. Fortalecimiento de mecanismos de apoyo y acompañamiento pedagógico a las escuelas y a sus equipos docentes y directivos.
  3. Cuidado y bienestar de las comunidades escolares, especialmente en su dimensión socioemocional.
  4. Incorporación de la tecnología como herramienta complementaria en los procesos de enseñanza-aprendizaje y de formación docente.
  5. Fortalecimiento de una perspectiva de evaluación formativa a nivel de políticas y a nivel del aula.
  6. Resguardar el derecho a la educación aumentando y sosteniendo el gasto público en educación y su uso eficiente.
  7. Generar un ecosistema de innovación y colaboración para fortalecer una educación más justa e inclusiva en Latinoamérica y el Caribe.

 

Accede a la Síntesis de Resultados de «La Voz Docente».

Revive el evento.

Conoce más sobre el Estudio Regional.

Socios estratégicos

Loading...

Pin It on Pinterest